Archivo de la etiqueta: temporada primavera verano 2020 Bautizos y Ceremonia

Comuniones bonitas, para octubre

Vestido Candela de Un Vestido para ti
Vestido Candela de Un Vestido para ti

Hoy sí que estoy, pero mal. Eso de que el tiempo va curando todo, no debe ser para mí.

Esta mañana, he estado como siempre con Tess, en el parque y me he encontrado con una vecina que quería muchísimo a Luis. La llorera, ya ha sido impresionante.

Vestido clásico de Un Vestido para ti
Vestido clásico de Un Vestido para ti

Ha empezado a recordarme cuando él le contó nuestra historia de amor y cómo le escuchaba ella, con envidia, diciendo: “qué maravilla, yo no sabía que este amor existía”…

Vestido Morgana de Un Vestido para ti
Vestido Morgana de Un Vestido para ti
Vestido topos de Un Vestido para ti
Vestido topos de Un Vestido para ti

Luego, yo le tomaba el pelo diciéndole que ella iba detrás de él (está divorciada)  y en casa, los niños y yo nos reíamos, aunque a él no le hacía gracia.

Vestido Comunión mangonas y banda tostada de Pikiliki
Vestido Comunión mangonas y banda tostada de Pikiliki

En fin, hemos recordado los buenos momentos que pasamos con los perros y con el “grupón” que hicimos con todos ellos. Es verdad que, al final, por los perros, te haces amigos que jamás pudiste imaginar.

El caso es que me ha dicho que no me cambie de casa, que me quede aquí, que no hay nada decente en Madrid, etc. y después de la llorada que me he pegado,  ahora estoy asustada con la casa.

Tocado y vestido crudo de Pikiliki
Tocado y vestido crudo de Pikiliki

Yo no puedo vivir así… ¡Es un no vivir permanente!

Espalda vestido plumetti banda rosa de Pikiliki
Espalda vestido plumetti banda rosa de Pikiliki

Me ha pasado todo a la vez y todo malo.

¿Es que se terminó mi felicidad para siempre?

Vestido plumetti banda rosa de Pikiliki
Vestido plumetti banda rosa de Pikiliki

Creo que sí. Hay gente dispuesta a ayudarme a ello…

Vestido piqué encajes tostados de Pikiliki
Vestido piqué encajes tostados de Pikiliki

Otros,  que me quieren, vamos, que me aman. (Me da vergüenza hasta decirlo, pero es así) de hace tiempo. Y con el tiempo, pues vuelven a surgir.

Vestido pechera y banda tostada de Pikiliki
Vestido pechera y banda tostada de Pikiliki

De verdad, que mi vida es para escribir un libro. Pero un libro increíble, vamos.

Vestidos de Artesanía de la Torre
Vestidos de Artesanía de la Torre

¿Por qué me tiene que pasar todo a mí? Sí, me lo pregunto.  A estas alturas de mi vida, estoy de vuelta de tantas cosas, que sólo algo enorme y colosal podría hacerme volver a estar viva. Y todos sabemos que eso no existe.

Espalda vestido de Artesanía de la Torre
Espalda vestido de Artesanía de la Torre

Como dice un amigo mío, me van a pasar cosas que no sabemos.

Eso sí, pero ¿quién dice que sean buenas o suficientes para que sea medianamente feliz? Pues eso.

Sólo me queda vivir por mis hijos, que aún me necesitan, aunque sean unos desagradecidos mil veces y no vean nada de lo que haces por ellos.

Vestido banda azul de Artesanía de la Torre
Vestido banda azul de Artesanía de la Torre

Porque si no, no me interesa nada seguir en esta vida ya.

Vestido de Dimelo Hilando
Vestido de Dimelo Hilando

He vivido lo que muchas no han tenido jamás. Y, era tan bonito y tan perfecto, que no podía durar muchos años, está claro.

Sólo él y yo sabemos el tiempo que fue, lo felices que fuimos, lo que nos decíamos cada día…

Detalle vestido Atalaya de Dimelo Hilando
Detalle vestido Atalaya de Dimelo Hilando

Porque yo no soy nada cariñosa. Pero él me cambió y me enseñó, que, cuando se quiere a alguien, hay que decírselo. No hay que dar nada por sentado.

En resumidas cuentas, él me volvió mejor persona. Y de eso, sí que estoy orgullosa. Por mucho que haya gente que me haya dado la espalda (y esto lo digo con dolor), sé que soy mil veces mejor que ellas.

Vestido Guadameci de Dimelo Hilando
Vestido Guadameci de Dimelo Hilando

No mil. Un millón de veces mejor. Y eso es bueno para mí, para mi alma, que aunque está rota, es un alma buena y no llena de prejuicios y directrices con “lo que hay que hacer en la vida”. Cosas de provincia…

Al menos, me siento libre para decir y hacer lo que me de la gana, porque sé que todo lo que hago, está hecho con bondad, para intentar hacer el bien y no el mal.

De lo “políticamente correcto”, estoy hasta las mismísimas narices. Ya viví muchos años con ello y nunca fui más infeliz en la vida. ¡Nunca! Tuve que fingir que lo era feliz,  que es aún mucho peor.

Vestido Tamboril de Dimelo Hilando
Vestido Tamboril de Dimelo Hilando

Por eso, ahora, aunque esté sola y se haya ido mi amor, soy libre (cosa que nunca fui antes) para todo. Y eso es mucho. Mira… hasta he dicho algo positivo.

Vestido Almirez de Dimelo Hilando
Vestido Almirez de Dimelo Hilando

Como seguiréis viendo, hasta aquí, ni una sola palabra de ropa.

Y es que, como os digo, tendría que escribir paralelamente en un libro, todo lo que siento, pero no puedo, ya que se me entremezcla todo y soy incapaz de escribir sobre la moda, sin involucrar mi vida en ella.

Mis marcas preferidas de Comunión: Pikiliki, Petritas, Artesanía de la Torre, Mon Air, Dimelo Hilando, Navascués y La Bubé, entre otras, pretenden ser el hilo conductor de hoy. Para niñas, por supuesto, porque ya sabéis que para niños, sólo me gustan los que van de calle y el marinero clásico de toda la vida.

Modelo Olivia de Navascúes
Modelo Olivia de Navascúes

Todo lo demás, aunque sea lo último en estilismo de la gran Hortensia Maeso, no es mi estilo. No los veo. Por lo menos, a la inmensa mayoría, mientras que da igual que seas guapo o feo, que lo clásico nunca falla.

Vestido Sol de Navascués
Vestido Sol de Navascués

Dentro de las marcas que he nombrado, las hay “rimbombantes” y más clásicas y sencillas, por las que me decanto siempre.

Vestido Bianca de Navascués
Vestido Bianca de Navascués

Lo que pasa, es que es imposible nombrar a “Mon Air”, sin que, al ver sus diseños, se te escape un ¡ohhhh! de admiración. (Al final del post)

Vestido tocado de tul de Navascués
Vestido tocado de tul de Navascués

Tules bordados, encajes, blondas y miles de tejidos que se entremezclan sin que resulten barrocos ni cursis. Son una auténtica maravilla, para todas las que queráis que vuestra hija sea una princesa en su día más especial.

Tampoco renuncio a nombrar a “Artesanía de la Torre”, magnífica, confeccionada con un esmero exquisito, con detalles que muchas no saben apreciar, pero que están ahí, dándonos una lección de buen gusto y exquisitez.

Vestido plumetti manga farol de Navascués
Vestido plumetti manga farol de Navascués

Sus vestidos son verdaderas obras de arte, sueños hechos realidad. Y mucha variedad, pero todos con el mismo denominador común:  buen gusto y exquisitez en los detalles.

Niñas comunión de Navascués
Niñas comunión de Navascués
Espalda vestido de Petritas
Espalda vestido de Petritas

Ya sabéis que marcas como “Dimelo Hilando y Petritas” son de mis favoritas. De niñas niñas. Vestidos sencillos llenos de encanto, dulzura y que emboban a cualquiera que los sabe llevar con gracia y con los complementos adecuados.

Vestido jaretas anchas de Petritas
Vestido jaretas anchas de Petritas

O “Navascúes”, que ha puesto siempre el listón muy alto para las bodas, y no se queda atrás para las  comuniones. Alta costura, sencillez, clase, elegancia y originalidad. Ni más ni menos.

Vestido Candela de Petritas
Vestido Candela de Petritas

Aún estáis a tiempo todas las que la hacen en octubre. Este año malévolo nos ha cambidado la vida a todos, en mayor o menor medida.

Vestido plumetti beige con volantes vertical de Petritas
Vestido plumetti beige con volantes vertical de Petritas

Y siempre está el acierto sobrio y coqueto de “Un Vestido para ti”, en cuyo showroom de Majadahonda, ya dentro de nada, se podrá pedir cita.

Vestido vintage de LaBubé
Vestido vintage de LaBubé

¡Qué monas íbamos todas las de

Jesús María, mi colegio, como de monjitas, con el tocado y todo!  Donde haya algún uniforme, que equipare a todas y evite comparaciones odiosas, bienvenido sea.

Capa algodón de LaBubé
Capa algodón de LaBubé

Pero no. Ahora, las madres quieren que todas vayan diferentes y que su hija sea la más bella entre todas, como en el cuento de “La Cenicienta”.

Y a veces pasa que, por querer ésto, las niñas corren el peligro de ir como las hermanastras del mismo cuento. Me explico, ¡no?

Marinero blanco roto de LaBubé
Marinero blanco roto de LaBubé

Para las que dudáis, ni me lo pensaba: un vestido de piqué sencillo con una gran banda de tul atada por detrás o de plumetti pero similar, con banda en el mismo color o rosa… No hay fallo posible.

El día de mi primera Comunión fue un día especialmente feliz para mí.

No pegué ojo en toda la noche (para qué vamos a variar) y desde las seis de la mañana, ya estaba preparada.

Vestido Leonor de LaBubé
Vestido Leonor de LaBubé

Y eso que (no sé si os lo dije hace tiempo), creía que estaba en pecado.

Sobrefalda lazo de LaBubé
Sobrefalda lazo de LaBubé

Pero un pecado grave, que, hasta que no se lo confesé a mis padres muchos años después, lo llevé sobre mi espalda como una cruz.

¡Qué inocencia la de aquellos años!

Vestido tira bordada de LaBubé
Vestido tira bordada de LaBubé

Resulta, que el día de la Primera Confesión, días antes a la Comunión, yo cantaba sola y me pusieron en un reclinatorio separada de todos los bancos de la Iglesia del colegio.

Y así, mientras, todas mis compañeras iban a confesarse y yo cantaba, no veía el momento de que me tocase ir a mí.

Vestido Rapuncel de Mon Air
Vestido Rapuncel de Mon Air

Podía haber ido entre canción y canción, pero la vergüenza me impedía atravesar toda la Iglesia.

No quería que se fijaran en mí y que dijeran: “mira, esa es la niña de tal y tal y es la que canta”. ¡Qué horror!

Recuerdo que mis padres no pudieron ir, porque ese día se casaba mi tío José Luis, hermano de mi madre y fueron unos tíos míos en su lugar.

Detalle vestidos de Mon Air
Detalle vestidos de Mon Air

Así me puede escaquear mejor, porque si llega a estar mi madre… ¡La primera que me confieso!

En fin, tantos malos tragos por tonterías. ¡Qué pecados se pueden tener con siete años!

Vestido Luna de Mon Air
Vestido Luna de Mon Air

Pero así era la vida y así nos lo inculcaban en el colegio tan querido…

Ahora lo digo con pena, porque no creo que fuera el mejor colegio del mundo, aunque presumiera de ello. Mejor que nos hubieran hecho más liberales y más autónomas.

Vestido Anastasia de Mon Air
Vestido Anastasia de Mon Air

Menos mal, que a mí, el carácter no me lo quitaba nadie.

Con el paso de los años, creo que no me hizo bien ese colegio. Pero supongo que ni ese, ni ninguno de los de Burgos de la época.

Aunque, bueno, bueno, había de todo… (no voy a entrar en temas escabrosos).

Detalle Princesa Cisne de Mon Air
Detalle Princesa Cisne de Mon Air

Como os dije el otro día, tuve una infancia súper feliz y eso, ya, no me lo quita nadie.

Lo malo es que, después, esa educación retrógrada, quedaba patente en nuestra manera de ser, tanto en la adolescencia, como incluso más tarde.

Por eso os digo, que de lo poco que me queda bueno, es mi libertad, conseguida a base de tesón.

Detalle vestido Rapuncel de Mon Air
Detalle vestido Rapuncel de Mon Air

Esa, tampoco me la quita nadie ya, aunque ahora mismo, para poco la quiero.

Espero, que con tiempo, paciencia y ayuda, todos los palos tremendos que me ha dado la vida, tengan cura o pueda sobrellevar mi mala suerte sin tanto dolor.

No niego que he sido una privilegiada en miles de cosas.

Vestido Comunión de Mon Air
Vestido Comunión de Mon Air

Sobre todo, en cómo me ha querido la gente, que ha sido “a muerte”.

O me querían o no. Nada de medias tintas.  Tanto con mis amigas, como más tarde,  mis “posibles amores”, jajaja.

Princesa Cisne de Mon Air
Princesa Cisne de Mon Air

Nunca he gustado un poco a algún chico. Bueno, no sé si a alguno, pero siempre era más que gustar,  y aún, a algunos les dura.

Cenicienta y mini Cenicienta de Mon Air
Cenicienta y mini Cenicienta de Mon Air

No eran “tonteos”. Ellos sufrían y yo me daba cuenta.

Vestido Cenicienta de Mon Air
Vestido Cenicienta de Mon Air

No os creáis que disfrutaba, todo lo contrario. Sólo si el chico me gustaba a mí también, pero ahí viene lo del colegio, que antes os decía….

“Vírgenes y puras hasta el matrimonio”.

Darse la mano, parecía hasta pecado. ¡Cuánto me arrepiento ahora de no haber sido más liberal!  Pues claro que sí.

Princesa Notre Dame de Mon Air
Princesa Notre Dame de Mon Air

Que digo darse la mano, un beso, vamos… Cosas de lo más normales.

Como nos decían los chicos de Jesuitas, éramos las de “Jesús María, el colegio de la tontería”. Y no les faltaba razón, viéndolo ahora mismo. Aunque ellos, por ahí se andaban.

Comunión de Mon Air
Comunión de Mon Air
Vestido de Mon Air
Vestido de Mon Air

En fin, que ya veis, que, cada día por una cosa, no os explico mucho sobre la moda infantil. Pero es que ni yo, ni el mundo estamos pasando por unas circunstancias normales, así que hoy me sale ésto; mañana, aquello, etc.

Princesa Cinderella de Mon Air
Princesa Cinderella de Mon Air

Espero que me entendáis y además, que dejéis inmediatamente de leer, si os aburre.

Princesa Campanilla de Mon Air
Princesa Campanilla de Mon Air

¡Pues faltaría más! Yo estoy totalmente absorta y escribo todo del tirón.

Me gusta pensar que soy como Jo, la segunda hermana de “Mujercitas”, película, que como ya os he dicho más veces, marcó mi vida por completo.

Princesa Cisne de Mon Air
Princesa Cisne de Mon Air

Era la rebelde, la que no se ajustaba a las normas, la insatisfecha con la vida cómoda que podía tener… Y ha sido un poco, tal cual ha sido mi vida, muchos años después.

Seguiré escribiendo, siempre que me queden fuerzas, porque, junto con la música, no hay nada que me guste más. Lo malo es que estoy muy herida para contaros cosas alegres, como solía hacer.

Me paso horas largas llorando y llorando y pensando en que por qué me ha pasado esto en la vida…

Y seguro, que, si alguna vez y de casualidad, vuelvo a ser un poco feliz, algo me lo empañará. Soy negativa, pesimista. Y ahora, sin Luis, me siento que no soy nada.

Princesa Tiana de Mon Air
Princesa Tiana de Mon Air
Princesa Tiana de Mon Air
Princesa Tiana de Mon Air

Sólo pido que mis hijos sean felices y que yo pueda estar un poco en paz.

Princesa Campanilla de Mon Air
Princesa Campanilla de Mon Air

Bien sea sola, bien sea acompañada por amigos, porque amores ya no espero.

Me hace gracia, porque la gente me dice: “Eva, nunca se sabe, te puedes volver a enamorar”.

A mí, dentro de mi dolor, me hace gracia, porque lo veo casi imposible.

Princesa Sirenita de Mon Air
Princesa Sirenita de Mon Air

Y si alguna vez pasara (pongamos, por ejemplo), seguro que no saldría bien, no sería correspondida como yo exijo, como yo quiero, como debería ser. Eso, segurísimo.

En fin. La vida, que a veces es una mala compañera de viaje y te deja hundida en lo más profundo. Espero de todo corazón volver a escribir de manera más optimista.

Ahora, no puedo. No voy a dar las gracias a la gente que me está ayudando, porque siempre son los mismos y  sería repetirme una y otra vez.

Muchísimas decepciones y algunas muy gordas, pero también recibo cada día, mucho amor. Amor que no pide nada a cambio. Ese es el bueno. Que nunca se os olvide. Si no, no es amor.

Comunión de Mon Air
Comunión de Mon Air

Un beso triste, pero de corazón