Archivo de la etiqueta: Bonnet à Pompón

Ropa de niños y bebé. Complementos

Bonnet à Pompón: Desconciertos y aciertos de esta marca

Vestido vaquero y corona flores de Bonnet a Pompón
Vestido vaquero y corona flores de Bonnet a Pompón

Pues de nuevo por aquí. ¿Qué tal el fin de semana? Venga, ánimo, que parece que mañana se instala el buen tiempo ya. O eso dicen los entendidos.

Así podremos estrenar de una vez los modelitos que muchas ya tenemos acumulados, jajaja. Seguir leyendo Bonnet à Pompón: Desconciertos y aciertos de esta marca

Niños recargados o niños sobrios: se abre la veda

Abrigo Cándida de By Niné
Abrigo Cándida de By Niné

Hoy estoy como sin ganas… vamos, como el tiempo. Ayer estuve contestando correos y mensajes hasta las tantas, luego viendo “Sin Rastro” y me dormí a las mil y monas.

Claro, así estoy hoy. Pero es que tengo verdaderos quebraderos de cabeza con vosotras. Sí, porque si unas queréis ideas de ropa arregladita para estos días; otras, todo lo contrario, es decir, queréis ideas, pero odiáis todo lo que suponga vestidos y conjuntos llenos de encajes, puntillas, volantes, etc… Seguir leyendo Niños recargados o niños sobrios: se abre la veda

Vestir a niños o a niñas. ¿Qué es más fácil?

Camisa cuadros marrones de Bonnet a Pompón
Camisa cuadros marrones de Bonnet a Pompón

¡Pasó el puente! Todo lo bueno se pasa rápido, ya sabéis… Yo, si os digo la verdad, no he hecho nada especial. Prácticamente no hemos salido de casa y eso que ha hecho bueno, pero teníamos un montón de cosas que hacer. Luego, ni la mitad de la mitad. Ver películas, vaguear, contestar vuestros mensajes… Seguir leyendo Vestir a niños o a niñas. ¿Qué es más fácil?

Bonnet à Pompón: viajando por París

Niño y niña de Bonnet a Pompon
Niño y niña de Bonnet a Pompon

¡Que día más desagradable!  Triste, gris y lluvioso. Llevo toda la mañana hablando con marcas portuguesas, porque quieren que les  organice un showroom y la verdad es que no me puedo quejar. Son encantadoras y contestan rapidísimo. Lo único, el idioma; se entiende más o menos pero ya lo que me faltaba es aprender portugués. Con el francés que me enseñaron las monjas ya tengo bastante. Es que tuve una monja super estricta, la madre María del Puig, que nos tenía a raya. Gracias a eso, aprendí muchísimo y no se me olvida. ¡Qué tiempos… dónde estarán!

Seguir leyendo Bonnet à Pompón: viajando por París