LaBubé: La sencillez más exquisita de la Primera Comunión

Espalda vestido puntillas manga corta de LaBubé
Espalda vestido puntillas manga corta de LaBubé

¡Holaaaaa! ¿Qué tal vais? Yo, como siempre, volada. Acabo de estar hablando dos horas por teléfono con mi prima y ya sabéis…

Es de esas primas con las que me he criado y que prácticamente es como mi hermana, así que nunca vemos la hora de colgar.

Vestido puntillas manga corta de Labubé
Vestido puntillas manga corta de Labubé

Siempre que hablo con alguna de ellas (algunas), mi infancia vuelve a mí sin pensarlo y siempre creo que nadie habrá vivido esa etapa mejor que yo.

Ya sé que es una bobada y que muchísima gente ha tenido una infancia maravillosa, pero es que la mía fue fantástica.

Delantera capita punto de Labubé
Delantera capita punto de Labubé

Recuerdo la casa de mis abuelos, con mi tía abuela que vivía con ellos y era otra abuela para nosotros o más…

Espalda vestido lazo de Labubé
Espalda vestido lazo de Labubé

Era el sitio donde todo nos estaba permitido: mi tía nos hacía su soberbia tortilla de patatas, sus inigualables croquetas de carne… y nosotras eramos absolutamente felices.

Detalle pechera vestido picos de Labubé
Detalle pechera vestido picos de Labubé

Digo nosotras, porque eramos mayoría de chicas y las que más estábamos allí.

Siempre juntas, contándonos nuestras cosas, escuchando embobadas a mis dos primas mayores, María Luisa y Cristina (que ya empezaban a salir por ahí), todas sus historias, que si les gustaba éste o el otro… viendo el festival de Eurovisión con avidez y cada una, dando sus votos, como si fuera lo más emocionante del mundo.

Espalda vestido tira bordada de Labubé
Espalda vestido tira bordada de Labubé

En fin, no sé si me estará leyendo alguna, pero coincidirán plenamente conmigo.

Chaqueta punto de Labubé
Chaqueta punto de Labubé

Mi abuelo y sus fábulas de Samaniego, que nos contaba una y otra vez y nunca nos cansábamos de escuchar; sus historias del “sacamantecas”, que nos daba un miedo terrible y sus trucos para sacarnos bolas de chicle de la garganta, lo que para mí hacía que mi abuelo fuera la persona más fascinante del mundo.

Bouquet de Sally Hambleton
Bouquet de Sally Hambleton

En fin, que he estado recordando (lo hago muchos días) y sencillamente, he sido feliz, muy feliz. Éramos una piña y digo éramos, porque la vida va pasando, las circunstancias cambian y ahora no tengo la misma relación con todas, lamentablemente.

Vestido picos de Labubé
Vestido picos de Labubé

Pero sí con algunas y mi prima Elena (con la que he estado hablando), María Luisa (todos querríais una prima así), Beatriz… Éstas, como siempre. Como si fuera ayer.

Bueno, que ya sabéis que me lío, pero me encantan esos recuerdos.

Además, me vienen al pelo con lo que os voy a contar hoy.

Porque, justamente, me recuerda esta marca un poco a todo lo que significa infancia, inocencia, dulzura, ingenuidad…

Eso era lo que nosotras teníamos afortunadamente.

Volvemos con nuestras queridas Comuniones. La marca de hoy, recuerda un poco a eso, a las abuelas, a las sábanas de hilo, a los encajes;  tiene sabor antiguo, único, sencillo y a la vez, espectacular. Una marca que, desde luego, tiene claro por dónde va y ninguna tendencia del momento le hace cambiar su camino: LaBubé.

Corona de flores de Sally Hambleton
Corona de flores de Sally Hambleton

De nuevo, de la mano de Carlota Abril, asistimos a un desfile de buen gusto, sencillez y una vez más, como os digo siempre, nos demuestra que no hacen falta grandes adornos, dinerales, ni nada de eso.

Diadema flores de Sally Hambleton
Diadema flores de Sally Hambleton

Prácticamente, es una colección de lino y encajes de valencien. Ni más ni menos. Y en cada vestido me he deleitado como si fuera una niña pequeña. ¡Qué maravillas!

Muchas diréis que qué simpleza, que vaya exageración… Pero me encuentro tan alejada de esas opiniones y de los vestidos grandiosos, llenos de vuelo, sin ninguna clase…

Corona flores moradas de Sally Hambleton
Corona flores moradas de Sally Hambleton

Me parecen tan horribles, que, cuando veo éstos y otros bonitos de los que os he hablado en artículos anteriores, pienso que qué maravilla tiene la sencillez, el menos es más… En fin, lo que siempre me harto de repetiros.

Corona flores blancas de Sally Hambleton
Corona flores blancas de Sally Hambleton

Pues ya los estáis viendo, todos similares, variando pequeñas cosas. Cualquiera que elijáis es precioso, acertaréis de pleno.

Trasera corona flores lilas de Sally Hambleton
Trasera corona flores lilas de Sally Hambleton

Las coronas divinas que veis, son  obra de Sally Hambleton, mitad inglesa, mitad española, y dueña de una de las floristerías más bonitas y reputadas de Madrid.

Me encanta ver todas sus creaciones. Ya lleva 13 años desde que dejó el mundo de las finanzas y se dedicó a su pasión: las flores. Empezó con un pequeño taller y ahora, se puede decir que Sally Hambleton es mucho más que una floristería.

Sombrerera mimbre flores de Sally Hambleton
Sombrerera mimbre flores de Sally Hambleton

Cestas chiflantes, ramos de enamorar del gusto, plantas y todo tipo de decoración para tus eventos más especiales…

Sombrerera flores de Sally Hambleton
Sombrerera flores de Sally Hambleton

Ahora, con todo un equipo detrás, entusiasta y con ganas de mejorar cada día, puedes encargarle lo que quieras, que tu sueño se convertirá en realidad.

Los tocados y complementos son obra de “Mimoki” y la marca “Malababa”, de bolsos, zapatos, bisutería y complementos que algunas ya conoceréis, ahora con su línea para niños.También con un gusto de morir las dos.

Detalle vestido tira bordada de Labubé
Detalle vestido tira bordada de Labubé

¿Qué os parece el vestido tira bordada? Como os he dicho, lino 100%, puntillas de valencien y tira bordada de algodón. Una joya.

Detalle vestido tira bordada de Labubé
Detalle vestido tira bordada de Labubé

¿Demasiado simple?

Detalle vestido jaretas de Labubé
Detalle vestido jaretas de Labubé

Para eso están los complementos. Con la corona que lleva, le basta y le sobra, pero si os parece poco, estos vestidos se prestan a llevar maravillas, que otro día os contaré y que ya os he contado en un artículo pasado también.

Vestido jaretas de Labubé
Vestido jaretas de Labubé

El vestido jaretas, más de lo mismo. Sencillez, encanto, dulzura… ¡Niñas, por fin! Qué pocas marcas entienden que las niñas de Primera Comunión son niñas y no novias…

Mirad el detalle de la pechera, con la puntillita en el cuello. Una sencillísima banda y el tocado precioso y fin. Niña bonita al canto. Se necesita imaginación, buen gusto… Nada más y nada menos. Lo que tiene Carlota.

Detalle pechera vestido puntillas manga corta de Labubé
Detalle pechera vestido puntillas manga corta de Labubé

Monísimo el de puntillas de manga corta. También, como veis, en la misma línea. Siempre en la misma línea, sin salirse.

Toda la pechera llenita de puntillas y otras en el bajo. La manguita, formando un volante, también con más puntillas. Y de nuevo, sencillez absoluta.

Detalle bajo vestido jaretas y bailarinas de Labubé
Detalle bajo vestido jaretas y bailarinas de Labubé

A mí, con esta pechera y una corona de ese estilo, me basta. Por abajo, casi todos los vestidos son como veis aquí: la caída preciosa del lino delicado y unas sencillas bailarinas.

Jajaja, me río, porque, como os voy conociendo (a muchas), diréis que si me he vuelto loca. Sé que muchas ni lo entenderéis, pero otras sois adictas a Labubé. Lo sé de buena tinta. Y me encanta.

Vestido antiguo de Labubé
Vestido antiguo de Labubé

¿Cómo, que mi niña no va a ir de princesa el día de su Primera Comunión? Vamos, ni hablar… es como si os estoy oyendo. Pero tiene que haber para todos los gustos, hijas mías.

El vestido antiguo, una maravilla. Me quedo contemplándolo embobada. ¡Qué pechera y qué mangas! De categoría.

Detalle pechera vestido antiguo de Labubé
Detalle pechera vestido antiguo de Labubé

Si queréis, podéis aprovechar y ponerle una banda grande preciosa. Yo se la pondría enorme, de escándalo. El vestido lo permite. En un tono suave, camel o beige, de raso o de tul, da igual. La corona a juego y una niña deliciosa.

Detalle vestido puntillas manga larga de Labubé
Detalle vestido puntillas manga larga de Labubé

Y el vestido de puntillas de manga larga… Para el norte, fetén. Preciosa pechera y mangas de ensueño… La banda y la caída del lino, sin vuelos, sin nada más.

Ya veis que lo de “manga larga”, es un decir… ¡Me chiflaaa, Carlota!

Vestido puntillas manga larga de Labubé
Vestido puntillas manga larga de Labubé

Para las frioleras, o las que queráis que entren en la Iglesia con algo más, tenéis esta chaqueta de algodón 100%, hecha a mano, beige, que le da un encanto especial. ¿Qué os parece?

Trasera chaqueta de punto de Labubé
Trasera chaqueta de punto de Labubé

Mirad qué mona queda, con la abertura por detrás, para que sobresalga la lazada… ¡Qué bonito! Y el tocado, sensacional.

Vestido Picos de Labubé
Vestido Picos de Labubé

Otro modelo: el vestido picos. Las puntillas, esta vez en forma de pico en la pechera y otras dos verticales, a lo largo de toda la manga francesa.

Tocado y vestido picos de Labubé
Tocado y vestido picos de Labubé

Aprovechad y ponedle una coronota grande como ésta. ¿De verdad creéis que necesita algo más esta preciosidad? Ayyy, si por mi fuera, que arruinadas estarían algunas marcas… jajaja, no quiero ser mala, pero hay gustos que no entiendo.

No los he entendido nunca, no es nada nuevo. Y esos vestidos que a mí me espantan, siguen gustando y seguirán. ¡No voy a cambiar el gusto de todo el mundo!

Vestido picos de Labubé
Vestido picos de Labubé

Aquí apreciáis mejor la manga. No me digáis que no os trae recuerdos de la niñez… Hay que tener buen gusto para ponerle una corona grande. ¿Veis?

Con estos vestidos, quedan fantásticas. Pero no le pongáis limosnera, banda, tules, encajes, vuelo, can can y corona a la vez, por Dios…

Vestido vintage de Labubé
Vestido vintage de Labubé

Carlota repite idea con el vestido vintage. No me extraña. Siempre es un éxito. Con el efecto abullonado parece que fuera un traje de dos piezas.

Ya veis qué sencillez y a la vez, qué maravilla. Jaretas, puntillas, lino y la banda rosa antiguo anudada a un lado.¡Clasón!

Mirad qué impecable, con las bailarinas tan sencillas (también en el rosa de la banda quedarían sensacionales) y qué corona… Parece que la niña está bailando.

Vestido vintage de Labubé
Vestido vintage de Labubé

Si aparece esta niña, al lado de todas las princesas… ¿en quién creéis que se fija la gente?  Ahí lo dejo.

Detalle pechera vestido lazo de Labubé
Detalle pechera vestido lazo de Labubé

El vestido lazo, otra monería. Todo lino, no os molestéis en preguntar.

Me encanta éste. Me tiene loca. Mirad qué ideal queda el efecto de superposición de la falda, fruncida por encima de la cintura y la lazada de lino…

Detalle espalda vestido lazo de Labubé
Detalle espalda vestido lazo de Labubé

Me parece bárbaro. Y la espalda, vosotras mismas la estáis viendo. Preciosa, toda ribeteada por la puntillita, al igual que el cierre con botones.

Capita de punto de Labubé
Capita de punto de Labubé

La capita de punto, otro detalle encantador para las que quieran “hacer estilo” o que la niña no pase frío. Yo lo haría por lo primero, sin duda, jajaja.

Queda divina con la capucha. Ponédsela sin banda o con una muy estrechita. ¿Os gusta? Ya me diréis.

Vestido tira bordada de Labubé
Vestido tira bordada de Labubé

Carlota va a ir con su colección haciendo showrooms por distintas ciudades, así que, si estáis atentas, podréis llevar a vuestra niña con uno de sus vestidos, que, además de precios sensacionales, tienen todo el encanto de las niñas vestidas de niña, del lino y las puntillas de la abuela, del sabor de la niñez, de la sencillez y del buen gusto.

Otro día, os hablaré de complementos sensacionales que le podéis poner a la mayoría.

Me voy, que el día no me ha cundido nada, con tanto teléfono.

Un beso desde la casa de mis abuelos

5 pensamientos en “LaBubé: La sencillez más exquisita de la Primera Comunión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *