La ropa de niños que me llevó a LUNARES…

¡¡ Ayyy!! Por fin llegó el día… ¿¿¿ qué día??? Éste, hoy, el día en el que empiezo a escribir este blog, mi blog, cosa que llevo queriendo hacer desde hace un año y pico, desde que llevo viendo otros blogs en Internet, y pensando….¿ y por qué yo no escribo uno, si me encanta?

Banderola de mi tienda Lunares
Banderola de mi tienda Lunares

Bueno, pues me he decidido. Os cuento algo de mi vida : Me llamo Eva, soy burgalesa ( y orgullosísima de ello ), soy mayor de lo que me gustaría…, tengo tres hijos, también mayorcitos.. (22, 19 y 17 años), y sobre todo, ahora tengo mucha ilusión por escribir sobre lo que me gusta, muchas cosas en el tintero para hablar de todo ello….

Confieso que me gustan mucho varias cosas, pero mi pasión es la ropa de niños, la decoración de la casa, la ropa para nosotras…..vestir… lo que sea, pero el caso es vestir y ver un resultado como me había imaginado, bonito, estético, coherente, y luego quedarme horas embobada mirando mi creación….jajaja, es la verdad.¡¡Me chifla vestir!!!

Desde pequeña me apasionaba, pero, lástima, porque mi madre no opinaba lo mismo en cuanto a que fuera parte de mi vida profesional, ¡¡¡eran sólo hobbies!!! Así que, obedientemente estudié mi carrera, hice mi oposición, eso era “algo seguro”,  y he trabajado y trabajo en algo que no me gusta especialmente, pero de lo cual le estoy agradecida a mi madre en la parte de “lo seguro”.

Desde que recuerdo, la ropa de niños siempre me ha apasionado, incluso obsesionado. Ver a unos niños bien vestidos por la calle, hacía que me diera la vuelta de inmediato y que estudiara atentamente los modelos, la gracia, el estilo…

Más adelante, ya estaba devorando revistas de moda infantil y ya fantaseaba con que, cuando tuviera a mis hijos, los iba a llevar divinos de la muerte ¡ sí o sí! Y para mí, claro, así fue: tengo niño,  niña, niño, y os aseguro que he recorrido todo Burgos y muchas ciudades, mirando tiendas, entrando, preguntando… todo para llevarlos tal y como yo quería.

En la tienda en la que no encontraba exactamente lo idóneo para los tres, no paraba hasta dar con “algo” que me chiflara para que fueran los tres iguales, tarea nada fácil, al ser de distinto sexo y estar intercalados, bufff!!! A veces me las veía y me las deseaba.

Recuerdo una vez que les compré unos conjuntos de Burberry. Parece fácil, se compra, se “paga” y ya está. Pero…  Eran unas bermudas en azul marino y azul cielo, con un polo marino y un jersey finito de ochos azul cielo…. ¡¡¡eran divinos!!! La dueña de la tienda me dijo que era de chico ¡ horror! ¿ Y qué hacía con la niña? Tenían que ir iguales. Me aseguraron que no había falda, ni nada parecido, así que me puse a dar vueltas y pensé transformar las bermudas de la niña en unos shorts no muy cortos.

Pablo y Almudena con conjunto azul de Burberry
Pablo y Almudena con conjunto azul de Burberry

La dueña me miraba como si estuviera loca, ya que destrozaba unas bermudas carísimas y las dejaba con la mitad de tela; pero me empeñé y me lo hicieron. Me río todavía cuando me acuerdo…

Os dejo una foto del famoso conjunto, y como siempre he sido un desastre para esto de inmortalizar los modelitos, sólo he encontrado a Pablo y a Almudena.

Pues, como os decía, casi conozco más la geografía española por las tiendas de niños que por sus paisajes y gastronomía, jajaja. Recuerdo también que por la noche, ya acostada, siempre componía mentalmente los conjuntos, coordinaba telas, imaginaba los modelos… No os creáis, que llevarlos como me gustaba me llevaba mucho esfuerzo, tiempo y dedicación.

Pero lo conseguí. El llevarlos como yo exactamente quería. Y con toda la humildad del mundo, también gustaba mucho a amigas y conocidas, que me pedían consejo. Yo, encantada, los ponía como príncipes y disfrutaba como una enana, les diseñaba el conjunto, según fuesen niños o niñas, edades, color del pelo y la piel, etc.

¡Qué equivocada estaba mi madre! Quien no arriesga, no gana… Y ahora, cuando veo en las redes sociales tantas preciosidades, tantas jóvenes diseñadoras que ya se han hecho huecos importantes en este mundo, algunas con un gusto francamente exquisito, me da una envidia (nada sana) que me muero. ¡Yo podía haber llegado a algo en esto, estoy segura!

Y tanto fue mi empeño, que, tras hablarlo con una amiga, al fin pude poner un tienda de ropa de niños en Burgos. ¡Qué nervios! ¡Qué ilusión! Aún recuerdo el día que la abrimos, un tres de marzo, y cómo esperábamos a que entrara la primera clienta… Recuerdo perfectamente el primer conjunto que vendí: un precioso vestido de florecitas, con braguita y capota a juego para una niña de 1 año; era un conjunto espectacular y Esther, su madre, que luego fue una clienta fiel, quedó encantadísima.

La pena es que yo, por mi trabajo (el otro), sólo podía ir un rato cada día, pero ese rato era una maravilla: me encantaba ver como las clientas se fiaban de mí, me encargaban su ropita, me transmitían sus ideas para vestidos de arras, ocasiones especiales…

Pero lo bueno se acabó, ya que, al cabo de 3 años,  mi socia y amiga y  su familia se tuvieron que ir a vivir a Alicante y yo sola no podía llevarla, ya que mi trabajo y mi familia requerían todo mi tiempo. Así cerramos “Lunares”, algo que para mí fue un palo, porque yo tenía la necesidad de seguir vistiendo niños… Era lo mío.

Después de unos años, y hace otro, vivo en Madrid y he descubierto dos cosas importantísimas: que no tengo tiempo para recorrer tiendas y tiendas  y, como os decía al principio, el mundo de la ropa de niños on line… Y ¡¡¡¡qué maravilla!!!! Ya estoy todo el día con el “come come”, ya me sé páginas de memoria, temporadas de verano, de invierno, para pequeños, para mayores… mi cabeza no para de dar vueltas.

Os contaré en detalle en el próximo artículo, que quiero llamar capítulo, lo que quiero hacer con vosotras, con vuestros niños, con vuestras casas... ¡quiero vestirlo todoooo!

10 pensamientos en “La ropa de niños que me llevó a LUNARES…”

  1. Enhorabuena, Eva, por fin tu sueño se ha hecho realidad! Y estoy segura de que te va a ir muy bien porque es algo que te apasiona y sobre lo que nunca te cansas de seguir investigando. Pasión y tesón son las claves del éxito. Me encanta tu blog. Sigue así.

  2. Enhorabuena Eva! Siempre tuviste buen gusto y eso no se pierde. Creo que estas en un momento magnífico de tu vida para iniciar esta aventura. En el tiempo q tenga seguiré tus propuestas que siempre aprenderé algo. Mucho ánimo

  3. Enhorabuena por lanzarte a una aventura para la que estoy segura que tienes mucho talento y capacidad.Yo te conozco y sé de tu instinto para apreciar la ropa ideal de los niños y en general de la ropa y decoración.Creo que ha sido una idea estupenda abrir este blog va a ser una gran oportunidad para desarrollar tu actividad creadora.Estamos deseando seguir tus propuestas para que nuestros hijos,sobrinos e hijas de amigas puedan vestirlos con tanto gusto como tú lo hacias cuando eran peques..Mucha suerte..

  4. ¡Mucha suerte en esta nueva aventura!. Seguro que te saldrá maravillosamente.Yo, a Eva la conozco desde muy pequeñas y siempre la gustó la moda. Ahora con la madurez seguro que todo su saber hacer lo transformara en buenos consejos. Planteate tb hacerte consejera para mamas con hijas en la adolescencia, como es mi caso. ¡SUERTEEEEEE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *